El pasado 29 de octubre fue el cierre del 2do congreso Latinoamericano de Motociclismo en Uruguay; haber sido parte de la organización y participar en su desarrollo fue algo fundamental para compartir ideas, proyectos, experiencias y construir una movilidad sostenible con la coyuntura actual de la moto en latinoamérica.

Durante el congreso contamos con la participacion de reconocidas personalidades como Pedro Venturo Presidente de FIM latinoamérica, Daniel Rosich presidente del congreso y CEO de CEDIMO, Alejandro Draper presidente de UNASEV, Xavi Vallejo, German Acevedo director del centro de innovacion para motociclistas y Daniel Villaveces por Ride Pro Colombia.

La apertura del congreso fue a cargo Fernando Parrado, para quienes no lo conocen es uno de los 16 sobrevivientes de la tragedia de los Andes en 1972, que aparte de ser un excelente conferencista y contar su historia por el mundo, es un amante de las motos.

En la actualidad contamos con 50.000.000 de usuarios de moto en toda latinoamérica, con un crecimiento marcado, sostenido y creciente frente a otros sectores, estas cifras muestran que la moto pasó a ser parte fundamental de la vida de sus usuarios como herramienta de trabajo y además es motor de la nueva economía. Desafortunadamente no todo es favorable; este crecimiento desmedido y descontrolado está trayendo altísimas tasas de mortalidad y lesiones que están creando anclas de pobreza y una problemática social.

En torno a esta razón con la marcada cifra que cada minuto con 23 segundos fallece un motociclista en el mundo (Xavi Vallejo) resaltaron las 5 principales conclusiones del Segundo Congreso Latinoamericano de Motociclismo expuestas en el cierre por Daniel Villaveces, Co-fundador de Ride Pro, quién puntualizó como prioridad enfocar los esfuerzos de los países participantes y planes de accion y trabajo para los próximos dos años.

  1. Las personas: Se necesita mejor calidad y formación en los programas de los centros de enseñanza, al momento de obtener la licencia de transito para vehículos, Estas moto escuelas deben garantizar que quienes tomen sus programas estan aptos para enfrentarse a circular en las vias.
  2. Vehículos: Se necesita fabricantes comprometidos con la seguridad vial, que en la industria entiendan que las motos deben venderse porque tienen un sistema de seguridad confiable diseñado para evitar accidentes; La venta de motos no debe verse como negocio financiero. Los gobiernos de cada país deben tener la responsabilidad de hacer reglamentos eficientes y eficaces que exijan productos de calidad.
  3. Control y fiscalización: Más control ante las conductas inseguras que provocan la mayoría de siniestros, como conducir bajos los efectos del alcohol, elementos de distracción, velocidad.
  4. Seguridad vial laboral: Se necesitan más recursos para mitigar los accidentes en ciudades donde la motocicleta es una herramienta de trabajo, empresas comprometidas con la vida e integridad de sus empleados.
  5. Elementos de protección personal: Se necesita un sistema que garantice que solo se vendan elementos de protección personal que salven la vida, tenemos que entender que el casco no es el único elemento que debemos usar para protegernos a la hora de conducir, el airbag, protección de espalda, de codos.
SUBIR
Necesitas ayuda? Escríbenos