La empresa bogotana es líder en formación y evaluación de actores viales. Organizaciones ahorran hasta 80% en gastos con sus servicios.

Según cifras de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, el Estado colombiano gasta entre $20 y $25 billones al año en costos generados por accidentes viales. Mientras que para las empresas cuya planta laboral incluye empleados con labores en la vía, las pensiones por invalidez alcanzan los 185.393 millones de pesos y las de sobrevivencia, 313.484 millones de pesos al año.

Con el fin de dar una solución a esta problemática los bogotanos Santiago López, Daniel Villaveces y Alfredo López fundaron hace seis años RidePro, la compañía que definen como una “plataforma de servicios de movilidad segura”.

“Los tres éramos unos apasionados por las motos. Alfredo y Santiago se dedicaban a ellas de manera profesional -explica Daniel-, yo estaba enfocado en el tema de la formación”.

Con el fin de dar una solución a esta problemática los bogotanos Santiago López, Daniel Villaveces y Alfredo López fundaron hace seis años RidePro, la compañía que definen como una “plataforma de servicios de movilidad segura”.

“Los tres éramos unos apasionados por las motos. Alfredo y Santiago se dedicaban a ellas de manera profesional -explica Daniel-, yo estaba enfocado en el tema de la formación”.

“Un día decidimos unir las dos cosas porque nos dimos cuenta de que la mayoría de los accidentes viales ocurrían porque los conductores no tenían conocimientos básicos de movilidad”, explica.

Entre enero y septiembre de este año, de acuerdo con el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, murieron 4.761 personas en las vías, el 52% de ellos eran motociclistas.

La situación, según explica Villaveces, se ha convertido no solo en un fenómeno que impacta negativamente en la economía de las familias, pues el 90% de los afectados se encuentran en edad productiva, sino que las empresas han empezado a notar las consecuencias en sus finanzas.

La Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda) reporta que las reparaciones asociadas a los siniestros viales generan un gasto de al menos $1,5 billones anualmente.

Por eso, la estrategia de RidePro se ha volcado a la masificación de la educación vial, sobre todo en el ámbito empresarial.

Actualmente capacitan a alrededor de 32.000 personas, vinculadas a sus 60 clientes nacionales e internacionales que incluyen a compañías como Postobón, Enel y Coca Cola, entre otras.

“Lo que hacemos es asegurarles a las empresas que los colaboradores que quieren vincular cuentan con las capacidades necesarias para cumplir con su labor y que no signifiquen un riesgo que no puedan controlar más adelante”, precisa Alfredo López.

¿Cómo opera RidePro?

En Colombia los Centros de Enseñanza Automotriz tienen un área específica de operación, por lo que las organizaciones de cobertura nacional deben recurrir a varios proveedores para suplir sus necesidades en esta área.

“Nosotros nos encargamos de conectar a esos Centros de Enseñanza con las grandes empresas que demandan estos servicios”, señala Daniel.

Y explica que “a los Centros les garantizamos apoyo en sus requerimientos administrativos, manejo de la información de manera estandarizada, mejoras en su flujo de caja con tiempos de pago mucho más cortos, y a las empresas les permitimos generar criterios de evaluación, tener cobertura nacional a través de un solo aliado y les aseguramos rapidez en la entrega de la información, pues en menos de 24 horas nuestros clientes pueden saber si ese conductor que van a vincular supone o no un riesgo”.

Su estrategia de formación tiene como propuesta de valor “salvar vidas a través de la capacitación y el deporte”. No le apuestan a procesos en donde la teoría es la base de la educación y su diferencial, como explican, es que hablan “de conductor a conductor”, pues Santiago y Alfredo López dedicaron gran parte de su vida a ser pilotos profesionales.

“El 93 % de los motociclistas que evaluamos en las pistas de destreza no superan los ejercicios de frenado y evasión de obstáculos”, explica Santiago.

Y continúa “algunos ni siquiera saben cuál es la talla de su casco o cuál es el ideal según su trabajo, pero es diferente que un piloto profesional de motos le explique por qué estos factores son importantes a la hora de garantizar su seguridad en las carreteras, a que lo haga un agente de tránsito”.

Nuevos proyectos

Luego de seis años de operación RidePro ha consolidado un equipo de 25 empleados directos y más de 100 colaboradores indirectos en el país.

Su reto para los próximos dos años es extender su operación por la región hacia países como Ecuador y Perú, en donde, dicen, se viven fenómenos viales muy cercanos a los que ocurren en Colombia.

Esperan poder seguir salvando vidas e incursionar en la oportunidad de mercado que ven en las crecientes plataformas de transporte colaborativo y de servicios de última milla.

“La demanda de conductores está creciendo de manera exponencial debido a la llegada de plataformas como Domicilios.com, Rappi o las aplicaciones de transporte compartido.

Hemos encontrado que hay personas que no están capacitadas para dedicarse a la conducción pero que la están realizando como una actividad paralela que les genera ingresos, lo que ya se está convirtiendo en un serio problema de movilidad. Ahí entramos nosotros”, concluyen.

Tomado de: https://forbes.co/2019/11/09/emprendedores/salvar-vidas-la-mision-con-la-que-nacio-ridepro/?fbclid=IwAR0tN3ynv9UfR4tBxePnEjjQxntWlMBWTFNP5xHPC_wIGe8X8n_yMbXCEyo

SUBIR